Sunday, April 08, 2007

Los inconvenientes de la Hipótesis Militar

Dentro de la ufología, la Hipótesis Militar (HM) afirma básicamente que la explicación de los OVNIs enigmáticos corresponde a avistamientos de prototipos voladores secretos de los militares. Si bien es cierto que ha ocurrido que en algunos casos OVNI pudo haberse tratado efectivamente de algún avistamiento de un prototipo militar secreto, también es cierto que los proponentes de la Hipótesis Militar buscan adjudicar TODOS o una inmensa mayoría de los avistamientos enigmáticos a prototipos militares secretos, agregando infaltablemente que la Hipótesis Extraterrestre es innecesaria. Según mi parecer, los proponentes de la HM no son ninguna mayoría, y mi parecer es que a los ufólogos escépticos de la Hipótesis Extraterrestre tiende a gustarles la HM, pero muchos conocen sus debilidades y prefieren no mencionarla demasiado.

Una exposición documental fílmica y altamente propagandística de la HM, puede verse en el documental “Flyings Saucers are Real” emitido por el canal Discovery Channel, conocido en idioma español como “Los verdaderos Platillos Volantes” [12]. El documental incurre en numerosas tergiversaciones de la historia de la ufología, tergiversaciones que no se analizarán en el presente artículo.

En general, desde el punto de vista de la evidencia, se puede decir que
la hipótesis de que los casos OVNI no son más que aviones, o naves militares terrestres ultra secretas, solamente tiene como evidencia la exposición de prototipos militares hechos, o supuestamente hechos, a partir de los años 40, prototipos los cuales en realidad nunca volaron, y si lo hicieron, fue en forma extremadamente defectuosa.

Si bien es cierto que por un momento se pensó en la década de los 50 que los responsables de los OVNI podían ser los remanentes del imperio nazi o de los rusos, tales teorías no han tenido ninguna confirmación, ni sustento histórico en las décadas siguientes. Por lo tanto, mi visión es que los partidarios de la HM se han inclinado por creer que los OVNI eran principalmente de manufactura estadounidense (debido a que la incidencia de OVNIs en EEUU es más numerosa que en otros países, supongo). Lo cierto es que nadie jamás ha reportado haber visto estrellarse un platillo volador de manufactura norteamericana o nazi. Ni tampoco se han presentado filmaciones que muestren un platillo volador por el aire, cuyo origen sea claramente humano, u oficialmente confirmado como un modelo eficaz de origen militar, altamente utilizado y de buenas prestaciones aerodinámicas, como debiera ocurrir si fuera cierta la HM. En resumen, la HM sufre de una sospechosa falta de evidencias.

Sin embargo, además de la carencia de evidencias que la respalden, la HM sufre de varios otros problemas. Se citan a continuación varias razones por las cuales la Hipótesis Militar tiene serios problemas de credibilidad:

A) Las velocidades, aceleraciones, comportamiento y forma de los objetos desconocidos reportados no son actualmente alcanzables por la tecnología humana. Por ejemplo, el ingeniero de la NACA/NASA Paul R. Hill [1] analizó trayectorias de OVNIs y estimó aceleraciones centrípetas y lineales de al menos 100g (siendo g=9.8m/s2). El físico óptico Bruce Maccabee [2] ha analizado imágenes y videos de OVNIs y ha calculado valores de aceleraciones de 117g. Estas aceleraciones no pueden ser conseguidas en aviones o en cohetes de tamaño considerable. Una medición confiable de velocidades lo da un caso registrado con varios radares en el Golfo de México en 1952 [3]. Los objetos que seguían a un avión B-29 y que fueron registrados en los radares, fueron también vistos por testigos oculares. En este caso, la velocidad máxima registrada fue de 14000km/h, lo cual a una altura de 5400m haría que un avión se quemara inmediatamente producto del roce con el aire. Las mediciones del OVNI de White Sands en 1949 [4], realizadas utilizando teodolitos, registraron una velocidad de 42.000km/h a una altura de 90000m. Adicionalmente, hay muchos reportes en que los objetos reportados han sido capaces de seguir y burlar a un avión. Pero estos objetos usualmente no han mostrado tener ningún tipo de tobera, propulsor, alas, o hélices. En otras ocasiones, muchos de los objetos reportados han sido capaces de pasar de un vuelo muy rápido, a un vuelo lento y ocasionalmente aterrizar en el suelo, todo esto sin hacer ningún ruido, o con un zumbido muy leve. Nuestra ciencia y tecnología no es capaz construir en la actualidad aparatos con tales características reportadas en OVNIs y menos aún era capaz de construir tales aparatos en el año 1947, que es cuando comenzaron los avistamientos masivos.

B) Los reportes de OVNIs no se limitan a los simples avistamientos de objetos en el cielo, sino también abarcan avistamientos de estos objetos en posición de aterrizaje y no solamente de los objetos voladores sino también de sus tripulantes, los cuales usualmente NO son descritos como humanos con traje de militar por parte de los testigos, sino que son descritos como seres de apariencia muy extraña, usualmente humanoide y de pequeña estatura, entre otras descripciones extrañas.

C) Los avistamientos OVNI que ocurrieron a finales de la década de los 40 fueron muy numerosos y la aparición de los objetos era descarada. La oleada OVNI de 1947, la del verano de 1948 y la de 1952 (entre otras),usualmente tuvieron características dramáticas para las autoridades norteamericanas, las cuales no sabían como responder ante la enorme cantidad de denuncias de avistamientos OVNIs, y ante las urgentes peticiones de investigación y de reclamos. Es poco creíble que los propios militares iban a decidir crearse toda esta batahola de problemas, enviando cientos de sus “prototipos secretos” a armar alboroto durante años.

D) La oleada OVNI de 1954 fue ciertamente a nivel internacional, ocurriendo avistamientos en Francia, Italia, Alemania, Inglaterra, África del norte, EEUU y Sudamérica. Es poco creíble que un gobierno se dedique a realizar pruebas de sus aparatos secretos en forma masiva y descarada, y menos aún pensar que tales pruebas “secretas” se realizan en todo el mundo a vista y paciencia de miles de personas. Lo usual es que los aparatos secretos militares se prueben en lugares deshabitados, como las zonas desérticas de EEUU. En cambio, las oleadas OVNI ocurrían en todo el territorio norteamericano y en todo el mundo.

E) Si los EEUU o alguna nación de nuestro planeta tenían ya en el año 1947, prototipos de platillos voladores de altas capacidades aerodinámicas, hay que preguntarse donde están esos prototipos hoy en día. Por ejemplo, el avión U-2 era un proyecto secreto en la década de los 50, pero dejó de ser secreto en la década de los 60. El avión B-2 Spirit, de tecnología Stealth, era secreto en el año 1980, pero dejó de ser secreto en el año 1988. ¿Donde están ahora los supuestos platillos secretos de los años 40 y 50 y 60? A muchos partidarios de la HM les gusta fantasear con platillos voladores con hélices por dentro, alegando que tal cosa es perfectamente posible y que la capacidad de aeronavegación de tales aparatos era (y es) muy buena. La pregunta que queda hacerse es: ¿Si tales maravillosos platillos con hélices por dentro eran construidos con éxito por los militares norteamericanos en los años 50, como es posible que 50 años después, todavía no formen parte del equipamiento aeronáutico comercial o estándar de las milicias de otros países?

F) Se ha sabido de numerosos casos en que OVNIs han rondado en las cercanías de bases militares norteamericanas o recintos donde se almacenan las armas nucleares. La ocurrencia de muchas de tales situaciones ha sido confirmada mediante testimonios de militares ya retirados[7]. Es poco creíble pensar que los propios OVNIs militares norteamericanos iban a ir a alarmar y estorbar a sus propias bases militares y, en el caso de las bases nucleares, a correr el riesgo de ser atacados por la artillería y guardia que protege las bases nucleares y que tiene autorización para atacar a muerte cualquier elemento extraño que se acerque.

G) Existen casos de OVNIs que han perseguido a aviones militares (y aviones civiles) estadounidenses y casos de OVNIs que han sido perseguidos infructuosamente por aviones militares. Varios de los casos indicados en la referencia [5] muestran la ocurrencia de tales encuentros de OVNIs con militares. Si aceptamos la HM, tendremos que aceptar que los propios militares norteamericanos estaban causándose problemas entre sí, persiguiéndose y asustándose unos a otros.

H) Existieron manuales y ordenanzas internas militares que permitían que los propios militares reportaran sus avistamientos de manera sistemática. Por ejemplo, las ordenanzas JANAP-146 y el Manual de la Fuerza Aérea 55-11 y la regulación de la fuerza Aérea AFR-200-2, estaban hechos para el reporte de objetos no identificados que pudieran afectar a la seguridad nacional y estaban destinados a que los propios militares hicieran reportes internos de sus avistamientos. Más aún, estas reglamentaciones podían ordenar que los reportes avistamientos OVNI no llegaran a manos del proyecto oficial y más público de estudio de OVNIs, llamado “Libro Azul”, si se consideraba que el reporte del avistamiento podía afectar a la seguridad nacional. Un ejemplo gráfico lo representa un anuncio en papel que aparecía en todos los buques de la Navy estadounidense, en que se solicita al personal militar del buque, informar de cualquier avistamiento de objeto desconocido. Este anuncio recibió el nombre de “MERINT”[10]. En la Figura 1 aparece este anuncio. La pregunta clave aquí es ¿Para qué diablos los propios militares iban a implementar sistemas internos y confidenciales de reporte de OVNIs, si los OVNI no eran otra cosa que proyectos secretos que ellos mismos hacían?
Figura 1: Anuncio en papel, “MERINT” OPNAV 94-P-3A, de procedimiento radio-telefónico para reportar OVNIs. En su momento, este anuncio de papel era de uso exclusivo en los barcos de guerra de la marina de guerra estadounidense (La "Navy") durante mediados de la década de los 1960 [10]. La pequeña imagen es un extracto de la imagen grande, y muestra claramente un platillo volador bajo el denominador de "Unidentified Flying Object" (UFO), como algo que debía reportarse bajo el procedimiento MERINT. Esto muestra que los militares norteamericanos no sabían que eran los OVNIs y les pedían a los militares de menor rango que los reportaran. (Haga click en la imagen para verla en tamaño grande).

I) Las oleadas OVNI masivas comenzaron a partir del año 1947. Sin embargo, existen numerosos escritos antiguos, libros y pinturas antiguas que aluden a avistamientos de OVNIs en la antigüedad, con características muy similares a los reportes de la historia de la ufología contemporánea. Si bien, tales relatos del pasado no pueden tomarse como prueba definitiva de la existencia de los OVNIs, tampoco pueden descartarse de buenas a primeras, como lo hacen apresuradamente los partidarios de la HM.

Hipótesis Militar Paranoica (HMP)

Algunos de los que apoyan la Hipótesis Militar, sostienen además la conspirativa y un tanto paranoica creencia de que el propio gobierno de los EEUU implantó intencionalmente el mito de las visitas OVNI-extraterrestres en la población, para de esta manera, poder encubrir la existencia de sus propios prototipos militares secretos. A esta idea la llamaré provisionalmente la Hipótesis Militar Paranoica (HMP).

Un ejemplo de proponentes de la HMP lo constituye la referencia [6], es decir el libro “Ovnis, La Agenda Secreta”, del investigador Milton Hourcade, el que incurre en una interpretación muy peculiar y altamente discutible de la historia de la ufología y de algunas “evidencias” que conducen, según el autor, directamente a lo que yo llamo la HMP. Las “evidencias” mencionadas en [6] en realidad son altamente discutibles, pero no es el propósito del presente artículo analizarlas. En mi opinión, la HMP no tiene ninguna evidencia sólida que la respalde, y, además, se contradice seriamente con la historia de la ufología norteamericana y mundial, y también se contradice seriamente con la lógica común y corriente.

Pero vamos al grano. ¿Cuales son las debilidades de la HMP?

Pues son las siguientes:

J) Seamos realistas, pretender encubrir a toda costa la existencia de prototipos secretos a la población general es algo que no tiene demasiado sentido. En efecto, toda la gente en la actualidad SABE que los militares están siempre trabajando en prototipos secretos y en general a nadie le importa saber de tales prototipos secretos. Es ingenuo creer que un gobierno va a tener la necesidad de inventar un mito extraterrestre, para ocultar algo que a casi nadie le interesa conocer.

K) La Hipótesis Extraterrestre para explicar los OVNIs, surge alrededor del año 1950. Antes de eso, nadie relacionaba OVNIs con extraterrestres. Como ya he mencionado, existió una oleada de cientos de casos OVNI en todo el territorio de EEUU en 1947. Es archisabido que tal oleada generó una enorme confusión en los sectores militares, políticos y mediáticos de EEUU. Por lo tanto, es bastante difícil aceptar que el propio gobierno estadounidense se dedicase a generarse tal cantidad de tumulto y de problemas enviando centenas de prototipos secretos, para luego inventarse, 3 años después, una solución del tipo “implantación del mito extraterrestre”. La mejor manera de no tener un problema es previniéndolo, y NO solucionándolo 3 años después con la implantación de un supuesto “mito extraterrestre”, el que para peor, no solucionó nada.

L) El autor Terry Hansen [13] realizó un análisis bibliográfico de cómo los principales medios de prensa norteamericanos han procedido sistemáticamente a lo largo del siglo pasado (y de este) a obedecer las ordenanzas de los poderes gubernamentales norteamericanos, censurando o distorsionando informaciones de toda índole que el gobierno norteamericano ha considerado como inconveniente de ser publicada. Hansen va aun más lejos y explica como los principales medios de prensa norteamericanos han procedido de la misma forma en el caso particular de los OVNIs, usualmente cubriendo de forma negligente el tema OVNI, en ocasiones negándose a cubrir casos OVNI potencialmente graves, como por ejemplo las intrusiones OVNI en la base de la Fuerza Aérea de Malstrom, en Montana, en el año 1975. Un patrón importante identificado por Hansen, es el hecho de que los periódicos y medios de prensa locales y regionales en EEUU usualmente cubrían los casos OVNI en mayor cantidad y en forma mucho mas abierta y veraz, en tanto la que principales cadenas nacionales omitían el tema, le restaban importancia, o derechamente lo tergiversaban o ridiculizaban. Esta diferencia entre la prensa regional y la gran prensa nacional es fácilmente explicable considerando que las presiones gubernamentales se enfocaban lógicamente en los medios de prensa nacionales más masivos.

Esto indica que la intención del gobierno norteamericano siempre ha sido desprestigiar y ocultar el tema OVNI, por el contrario a lo que piensan los partidarios de la HMP, que consideran que el gobierno norteamericano siempre ha querido implantar el mito, y su explicación extraterrestre.

M) Implantar un “mito extraterrestre” es una de las cosas más poco sensatas que podría hacer un gobierno para encubrir sus prototipos secretos. Por ejemplo, imaginemos un gobierno que con tal de encubrir el estrellamiento de un avión secreto de gran tecnología, implanta el mito de que sus tropas en realidad recuperaron un platillo volador estrellado, repleto de cadáveres extraterrestres y de tecnología exótica. Lo cierto es que eso llamaría aún más la atención de posibles espías de potencias extranjeras. En términos generales, es ilógico encubrir un asunto importante (tecnología secreta militar) con un asunto de mucho mayor importancia (alta tecnología extraterrestre). La existencia de tecnología extraterrestre volando sobre nuestras cabezas lógicamente llamaría poderosamente la atención de las potencias extranjeras, quienes inmediatamente investigarían más a fondo para llegar a la verdad. Por ejemplo, si se les dijera a las potencias extranjeras que lo estrellado fue algo extraterrestre, tal potencia extranjera podría pensar que es cierto, y se pondría alerta y destinaría aún más espías y recursos para investigar a fondo el asunto. O también la potencia extranjera podría pensar que EEUU está usando una estrategia para ocultar otras cosas importantes. ¡Lo cual también los pondría en alerta y a investigar! En resumen, que la idea de implantar el mito extraterrestre no haría otra cosa que llamar la atención de las otras potencias y de los investigadores ufológicos (los cuales, motivados principalmente por la Hipótesis Extraterrestre, han hostigado durante 50 años al gobierno norteamericano pidiéndole la desclasificación de documentos secretos, y pidiéndole el reconocimiento de que algo se oculta).

N) Al contrario de lo que creen los partidarios de HMP, la regla históricamente frecuente, y confirmada por las declaraciones oficiales y formales emitidas por personeros de de la Fuerza Aérea y de las agencias del gobierno norteamericano, es que la idea de las visitas extraterrestres a nuestro planeta NO tiene ninguna evidencia. Otro dicho aún más frecuente, repetido hasta el cansancio por la Fuerza Aérea, es que los OVNIs no eran otra cosa más que fraudes, alucinaciones, o fenómenos mal interpretados por los testigos. Estas mismas fueron básicamente las conclusiones del Reporte Condon [9], un estudio que fue auspiciado y celebrado por la Fuerza Aérea. Asimismo, los reportes sobre el caso Roswell publicados en 1994 por Richard Weaver y en 1997 por James McAndrew, ambos de la Fuerza Aérea, concluyeron que lo caído en Roswell en 1947 era un proyecto militar secreto conocido como Globo Mogul y descartaron tranquilamente la explicación que involucraba un platillo volador de origen extraterrestre. Si los militares pretendían implantar el mito extraterrestre, se perdieron una gran oportunidad aquí. Otro taller oficial, y secreto, realizado en 1952, fue el Panel Robertson de la CIA, el cual declaró que no había evidencias que apoyaran la hipótesis extraterrestre y que además el tema OVNI debía ser ridiculizado y menoscabado ante el público norteamericano. ¿Donde está la implantación del mito extraterrestre?

O) Existen ejemplos palpables que parecen apuntar al hecho de que la misma Fuerza Aérea estuvo interesada en que el público se convenciera de que los platillos voladores eran de fabricación militar propia. Es el caso del modelo de disco Avro-Car, que fue mandado a construir a Canadá por la propia Fuerza Aérea norteamericana [8]. Sucedió que en 1954, la Fuerza Aérea ya le hacía propaganda pública al proyecto del disco Avro diciendo pomposamente que era su proyecto “secreto”, y emitía periódica y públicamente dibujos preliminares del disco. Si tenían la intención de implantar el mito extraterrestre, ¿Para qué iban a hacerle propaganda a un proyecto militar discoidal durante 5 años antes de que se terminara de construir? (hay que notar que cuando se estrenó el disco Avro-Car en 1959, éste fue un fracaso, pues a duras penas se podía elevar del suelo). Ver figura 2.

Figura 2: El proyecto de disco volador "Avrocar" fue promocionado durante 5 años por la fuerza Aérea como su proyecto "secreto" de platillo volador. Finalmente fue un fracaso, pues no podía elevarse del suelo más de un metro. La imagen muestra una interpretación artística emitida oficialmente por la Fuerza Aérea en 1955. El disco funcionaba con un rotor interno, algo así como un gran ventilador axial, que finalmente no hacía otra cosa que tirar aire.

P) Otro ejemplo de intento del gobierno norteamericano por hacer creer a la población que los OVNI eran prototipos secretos, lo constituyen los escritos del historiador de la CIA, Gerald Haines, quien dijo que las pruebas del avión U-2, cuando este era aún secreto, fueron las causantes del 50% de los avistamientos OVNI de ese momento. El físico óptico Bruce Maccabee revisó los archivos del Proyecto Libro Azul donde estaban archivados los avistamientos reportados en el momento en que se comenzaron a probar en secreto los U-2 y no encontró ningún aumento de avistamientos con respecto al mes anterior, es decir cuando los U-2 aún no se estaban probando; con lo cual demostró que las afirmaciones de Gerald Haines no tenían ningún sustento [11]. La pregunta clave aquí es: si querían implantar el mito extraterrestre para encubrir proyectos secretos, entonces ¿Para qué afirmar que el 50% de los avistamientos OVNI eran precisamente de proyectos secretos?

Q) Como ya se dijo, los manuales y ordenanzas internas militares, como por ejemplo el manual AFR 200-2 y la guía JANAP-146, estaban destinados a que los funcionarios militares reportaran interna y confidencialmente sus avistamientos OVNI. Sin embargo, estos manuales además establecían severas penas de prisión o multas para aquellos funcionarios militares que dieran a conocer públicamente tales avistamientos. A la larga, no fue posible aplicar tan duras sanciones a los numerosos militares que presenciaron fenómenos extraños, sin embargo…Si los altos cargos militares hubieran querido propagar el mito OVNI-ET, ¿Por qué habrían tenido la intención en primera instancia mantener los reportes en forma secreta o confidencial?

Conclusiones

El lector podrá notar que algunos de los puntos anteriormente mencionados son de carácter relativo y se pueden buscar subterfugios rebuscados para objetar el hecho de que tales puntos necesariamente jueguen en contra de la HMP. Sin embargo, algunos puntos definitivamente contribuyen a destruir la HMP sin objeción posible. Y mirada en conjunto, la totalidad de los puntos establece una muy fuerte objeción a tal Hipotesis Militar y a su vertiente Paranoica.

Como conclusión de los puntos ya mencionados, es bastante sensato deducir que La Hipótesis Militar HM (y su versión paranoica, la HMP) para explicar la presencia de objetos enigmáticos en nuestra atmósfera, es una hipótesis extremadamente insatisfactoria desde los puntos de vista evidencial, histórico y lógico.

Referencias

1. Hill, Paul R. Unconventional Flying Objects (1995)

2. Maccabee, Bruce. Acceleration. Website personal
http://brumac.8k.com/Acceleration/ACCELERATION.htm

3. Keyhoe, Maj. Donald. Flying Saucers From Outer Space. (1953)

4. Ruppelt, Edward. The Report on Unidentified Flying Objects. (1956)

5. Dolan, Richard M. UFOs and the National Security State, p. 395 (2000)

6. Hourcade, Milton. OVNIs, La Agenda Secreta.(2000)

7. Hastings, Robert L. UFO sightings at ICBM sites and nuclear Weapons Storage Areas http://www.nicap.org/babylon/missile_incidents.htm (2006)

8. Edwards, Frank. Flying Saucers – Serious Business (1966)

9. Condon, Edward. Scientific Study on Unidentified Objects (conocido como Reporte Condon) (1969)

10. Stanford, Ray. El Escándalo del OVNI (1976-1978)

11. Maccabee, Bruce, UFO FBI Connection (2000)

12. Top Notch Productions “Flying Saucers are Real”, versión en español “Los Verdaderos Platillos Volantes”( 2004). Emitido por Discovery Channel.

13. Hansen, Terry. The Missing Times (2000).

Labels:

4 Comments:

Blogger Román said...

Muy interesante el tema señor Fuentes, lo que más me ha interesado de su blog es que deja un resquicio para la duda y que no todo lo que es "no identificado" es automáticamente extraterrestre, mi interes es la historia militar y pocas veces he tratado el tema "ovni" en el ámbito militar.
Mi pregunta es, como estudioso que es usted del fenómeno ovni es de suponer que utilizará algún tipo de información aeronaútica al respecto y que conocerá las características de los aparatos más actuales, al igual que algún tipo de libro sobre astronomía y astronaútica para descartar lo que "si es identificado". ¿Que tipo de libros usa para el descarte de fenómenos astronómicos, meteorológicos y aeronaúticos.
Gracias por su atención señor Fuentes.

10:55 AM  
Blogger Román said...

Debo entender que su silencio es que no utiliza ningún tipo de referencia para identificar los fenómenos ovni, una lástima señor Fuentes su blog me había dejado impresionado.

9:49 AM  
Blogger Don Maor said...

Estimado Román, la verdad es que mi silencio se debía a que no me habia percatado de que su comentario se habia agregado... ultimamente he tenido mucho trabajo, un nuevo niño (hijo mío de 6 meses) y bueno la ufología la he dejado un poco de lado.

Bueno, sí, la verdad es que no he mencionado en mi artículo las características de los aparatos tecnológicos más actuales. Le puedo indicar que el libro que he mencionado en mi articulo, "OVNIs: la agenda secreta" es en realidad muy entretenido y contiene un mostrario interesante de aparatos tecnológicos, los cuales podrían haberse adjudicado alguna vez a OVNIs. Pero la verdad de la milanesa es que, o bien aparecen algunos aviones secretos, que finalmente siguen siendo aviones y nada más, o bien aparecen algunos trastos voladores que parecen discos, como por ejemplo el modelo Cypher, pero que lamentablemente es un aparato muy lento y bastante ruidoso, y que jamas podría ser catalogado como OVNI. En resumen, nada que pueda explicar seriamente el fenomeno OVNI en su totalidad.

Sobre mis practicas de investigacion ufologica, lamentablemente yo solo soy un investigador teorico, es decir que estudio bibliografia OVNI, pero no investigo casos en terreno. (debe entender que la ufología actual es un campo ENORME de conocimientos historicos, tecnicos, cientificos y casuisticos , y que a mis 30 años solo he encontrado tiempo para el estudio bibliografico de la ufología, lo cual en sí ya es demasiado extenso).

Evidentemente, soy de la opinion de que siempre es bueno que un investigador de campo se instruya sobre el tráfico aereo existente en una cierta zona, y sobre las condiciones astronómicas imperantes. Yo diría que es fundamental.

Esperando una buena acogida
Atte
Mauricio

5:47 PM  
Anonymous Oscar said...

Antes de leer este blog, me presento. Soy Oscar Ferreyra, de Argentina(Mendoza), y estudio los ovnis y colaterales. Mi dirección, Mauricio, es olfiferreyra@yahoo.com.ar Si lo deseas o puedes, comúnicate conmigo. Voy a leer algo tuyo. Un saludo y -desde ya- felicitaciones por interesarte por este amplísimo y actualizado misterio.

12:49 PM  

Post a Comment

<< Home

Free Website Counter
Free Counter